GNOSIS EXPERIENCIAS

 

 " NOSOTROS JAMÁS TENEMOS MERITOS REALES PORQUE QUIEN, REALIZA TODA OBRA VERDADERA ES EL PADRE "  
1 MUERTE DEL EGO DE

 LA  PENA AJENA

 

     
 

2 MUERTE DEL EGO DE 

   FALSO SENTIMIENTO DEL HONOR

 

     
 

3 MUERTE DEL EGO DE

 MIEDO A DAR MALA  IMAGEN

 

     

 

4 MUERTE DEL EGO DE  

  MIEDO A LAS CONSECUENCIAS  

 

     
 

5 MUERTE DEL EGO DE

  MIEDO A LA SOLEDAD

 

     
 

6 MUERTE DEL EGO DE

MIEDO AL MIEDO

 

     
 

7 MUERTE DEL EGO DE

    LOS  C E L O S

 

     
 

8 MUERTE DEL EGO DE

   LA ENVIDIA

 

     
 

9 MUERTE DEL EGO DE

 LA S U M I S I O N

 

     
 

10 MUERTE DEL EGO DE

LA VANIDAD  HERIDA

 

     
 

11 MUERTE DEL EGO DE

 LA CRISIS   EMOCIONAL

 

     
 

12 MUERTE DEL EGO DE

UNA FACETA LUJURIOSA

 

     
 13  MUERTE DEL EGO DE UNA      PRESENCIA  LUJURIOSA      
    

14 MUERTE DEL EGO DE

 AUTOREPROCHE EN EL

 RESENTIMIENTO

 

     
 

15  I N I C I A C I O N E S

  PRIMERA PRUEBA DE       LOS CUATRO ELEMENTOS

 

     
 

16 MUERTE DEL EGO

LA LUJURIA A TRAVÉS DE LA IMAGEN

 

     
 

17 MUERTE DEL  EGO

DEL HALAGO Y LA FALSA MODESTIA

 

     
 

18 MUERTE DEL EGO

MIEDO A QUEDAR EN FEO

 

     
 

19 MUERTE DEL EGO

EN EL RECUERDO DE UNA PENA

 

     
20 MUERTE DEL  EGO  

OTRA FACETA DE CELOS

     
 

      21 MUERTE DEL  EGO

    INGRATITUD AJENA

 

     
    

   22 MUERTE DEL  EGO

  UNA FACETA LASCIVA

 

     
    23 MUERTE DEL  EGO

   SENTIMIENTO DE       

    AUTOLASTIMA

 

     
  24 MUERTE DEL  EGO

   ACTO NUPCIAL DE LA

     COBRA DORADA

CONTINUA..........

  25 MUERTE DEL  EGO

     DE LA LUJURIA

      MORBOSA DE LA

      T R A G E D I A

 

 

     
  

  26 MUERTE DEL  EGO

       LIBERAR A LA     

       VIRGEN NEGRA

 

     
   

  27 MUERTE DEL  EGO

     DEL REGISTRO

    ANCESTRO DE LOS

 ARCHIVOS AKASICOS 

 

     
 

   28 MUERTE DEL  EGO

     DE UNA FACETA

   DE LA ENVIDIA EN LA

        I N F A N C I A

   

     
    29 MUERTE DEL  EGO

   LA MAMA OCA O LA

        MADRE  GANSO

 

     
 

  30 MUERTE DEL  EGO

           MIEDO A MI

           DEBILIDAD

     

     
 

   31 MUERTE DEL  EGO

       LAS DISTINTAS

     CARAS DE LA IRA

 

     
   32 MUERTE DEL  EGO

    FRUSTRACIÓN CON

    LA IRA

 

     
   33 MUERTE DEL  EGO

   LA INCERTIDUMBRE

   Y LA DUDA

 

     
    34 MUERTE DEL  EGO

     PENA A HERIR  LOS

 SENTIMIENTOS AJENOS 

 

     
   35 MUERTE DEL  EGO

         L E V I A T A N

      PRIMERA PARTE

    

     
   36 MUERTE DEL  EGO

    L E V I A T A N

   SEGUNDA PARTE

 

     
  37 MUERTE DEL  EGO

       LA IRA Y LA

    SUSCEPTIBILIDAD

    PRIMERA PARTE

 

     
  38 MUERTE DEL  EGO

       LA IRA Y LA

    SUSCEPTIBILIDAD

    SEGUNDA PARTE

 

     
  39 MUERTE DEL  EGO

       LA IRA Y LA

    SUSCEPTIBILIDAD

    TERCERA  PARTE

 

     
   VOLVER A LA

   P R I N C I P A L

 

     
     

 

 

                                                               

 

 

MUERTE DEL EGO AL MIEDO  A DAR MALA  IMAGEN

 

   En la visualización, un gran espacio se abre ante nosotros. La dimensión en la que respiramos y donde nuestros actos crean no nos resulta conocida…  

  El recuerdo lejano persiste; nos apremia; tenemos que llegar al  objetivo. Nuestros ojos exploran lentamente el entorno, se acostumbran a la iluminación ocre que reina en ese lugar, pero la sensación de empequeñecimiento es un grito acuciante… 

  Estamos rodeados de gente. Gente que amenaza nuestra imagen de realidad, nuestra vida.  Su pensamiento y su acción se albergan en el silencio, aquel sigilo que prevalece al ataque. Y nosotros,  ante su magno tamaño somos simples hormigas, diminutos puntos de importancia relativa, pero blancos concretos a destruir.  Sus pies levantados y sus miradas fijas dan a entender sus intenciones.  

Son en esos instantes cuando solicitamos a la Madre Divina que elimine ese ego destructor de nosotros. Y Ella observándonos con su infinita benevolencia nos permite agrandarnos de tal modo,  que llegamos a poseer una dimensión análoga  a la de nuestros oponentes. 

   Quienes nos están enjuiciando y pretenden la destrucción de nuestra esencia, no cesan en su amenaza visual, más,  ya no tiene sentido mantener sus pies en alza, sus diligentes confesos, nosotros, somos  tan altos como ellos. En nuestra contemplación guerrera,  el reto no pretende formar parte, pero si la aseveración pétrea  de indicarles:  

“La conciencia Divina se cobija en toda la creación.”

“Sois ajenos a nuestra Esencia Íntima”.

“Somos consecuentes de vuestra valía y  de vuestros juicios y de vuestras aportaciones aprendemos, pero el poder está en  nosotros”. 

   En el mismo instante, al decretar esas afirmaciones, todas esas personas que nos asediaban quedan curiosamente convertidas en dos libros de idénticas características. Cada uno de ellos a su vez, se desglosan  en dos partes diferenciadas. Una está compuesta por todas las enseñanzas que cada ser que componía el círculo, nos venían a ofrecer de nuestra imagen,  y la otra parte queda difuminada en polvo. Partículas compuestas por la mezcla  de celos, envidia, rabia, ira, lujuria… pero no de la propia,  sino de la ajena, de la recibida del exterior.

El libro de las enseñanzas queda archivado en la estantería  dedicada a las áreas de la vida a aprender, ya que  son las partes del conocimiento que nos ofrecen o nos aportan los demás, sin juicios que destruyen. Son unidades elaboradas de comprensión  que nos ayudaran  a ser Superiores, pero no elevados por el objeto de ser más sobre los otros, sino de ser sumos en nuestro propio  fuero interno ante el Divino. 

    Sus contenidos se asumen en nuestra memoria genética; quedan integrados y no despiertan en nosotros, ni el resentimiento, ni la vergüenza, ni ningún hecho que promueva algún sentimiento bajo, porque en ellos la única cavidad que tienen es la del amor y ese sentimiento, sólo se asume como si fuera un gran manjar.  Y la otra parte, la desvanecida,  es barrida con humildad por la Madre y se encuentra feliz por realizar esa  gran tarea. El polvo recogido lo envía  al eterno, pues esas partículas-energía reconvertidas son fuentes de inmenso poder. En ese acto, los egos adquieren con la  transmutación un Eón de Luz en forma de plantón Divino, por eso se dice que cuando un diablo alcanza la Luminiscencia se hace una celebración. La Llama se encuentra de nuevo con su Antorcha de origen. 

   De repente,  en ese lugar “espacial” aparece un frigorífico,  y al abrirlo vemos  que está lleno de majestuosos pasteles. Ante esa visión le decimos a la Madre,  que sabemos que  la bollería en el astral no es un buen augurio, y le pedimos  que nos ofrezca una explicación para poder actuar en consecuencia, entonces la Diosa sonríe y nos invita a mirar  con detenimiento el contenido de la nevera,  y resulta ser que allí tan sólo  había comida normal,  pero elaborada de tal manera, que siendo vegetales, patatas, zanahorias, semillas… se ha convertido en alimento sublime. 

 “Lo importante es aprender a reconvertir lo sencillo en supremo.” Señaló la Diosa Muerte  

   El frigorífico está lleno... lleno… lleno. Esa abundancia, nos colma de contento, ya que, de ello podremos comer todos, tanto el que valora y reconoce a la sabiduría como tal, como aquel que tan sólo desea suspirarla… 

“Porque”… decía de nuevo la Madre: 

 “Dame una célula y haré un cuerpo.

 Dame un cuerpo y haré un ejército.

 Dame un ejercito y haré la Luz.

 Dame la luz y crearé la célula de un nuevo mundo” 

Y la Divina nos habló de muchas cosas hermosas, pero como lo decía en verso, la memoria no lo captó en su totalidad.  Sin embargo, sus palabras se referían a la posibilidad que tenemos de crear,  de los campos sublimes que se nos abren en el momento en que procedemos a  gestar la energía,  de los momentos de chispa con el Todo cuando transmitimos un conocimiento por imágenes, un conocimiento en voz,…  

    Somos creadores en potencia, y esa es la manera de “dar de comer” es  hacer que lo común y lo sencillo sea sublime.  Seámoslo.   

  Grabación nº 1649  23 /12/2007

                                               

Esta vivencia  puede ser divulgada por Amor a la Humanidad pero con la condición,  de hacer un uso correcto, y de no sacar beneficio económico  por ello.

 

Correo Electrónico de Jesús y Montse yeshua9999@yahoo.es   

 

                                                                       Siguiente>>>>

 

 

 

 

 

 

  1. LA EXPERIENCIA ENSEÑA LENTAMENTE Y A BASE DE ERRORES” F.JAMES FRAUDE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA CONCIENCIA NO DISCUTE CON LA CRITICA, SENCILLAMENTE EXTRAE SU SABIDURÍA Y DESECHA EL RESTO